Perfil profesional

 

Sir Ken Robinson, educador, escritor y conferencista británico dijo en su libro EL ELEMENTO:
"Si estás en TU ELEMENTO no volverás a trabajar en tu vida".
Hace más de 12 años, y luego de replantear profundamente mi vida laboral descubrí, al fin, que MI ELEMENTO es la docencia. Luego de esa transformación puedo aseverar, al menos en mi caso, que nunca más sentí que ir a dar una clase resultara "trabajoso". Ni siquiera en aquellas clases que finalizaban tan tarde a la noche que la mayoría de los habitantes de la ciudad ya estaban en sus casas desde hacía ya algunas horas.
Por pasadas experiencias, sé como se siente el trabajo entendido como una carga. Sólo cuando este resulta ser el elemento propio se siente como utilizar los lentes adecuados o la ropa cómoda: puede que uno la lleve puesta durante todo un día sin notarlo. Es así: lo natural fluye. Lo que no, se arrastra como un carro pesado sin ruedas. 
Eso hace que las clases reflejen esa naturaleza. De vez en cuando ocurre la magia que implica recibir la devolución de un estudiante al que le hemos cambiado su forma de ver. Aunque sea una minúscula parte de la vida. Y créanme: no hay nada como sentir que uno pudo provocar un cambio positivo en alguien. Y ese resulta ser el pago realmente valioso. No lo es el dinero. La mayoría de los docentes lo saben. Pero aún así nuestra ciudad está plena de docentes que por pura vocación, sienten que quizá hoy sea uno de esos mágicos días en los cuales descubrimos en la palabra de un estudiante que con nuestra ayuda, su mirada ha cambiado. Su agradecimiento es la mejor recompensa.
Creo finalmente que dar es por mucho, más emocionante que recibir.
 
Docente de Adobe Photoshop y Adobe Illustrator.
Docente para diversas asignaturas de Diseño Gráfico.
Capacitador a Empresas, Instituciones y Cámaras del sector PyME.
 
  • b-facebook
  • b-linkedin